Con motivo del inico de la Semana Santa, en muchos lugares de España es típico colocarse una mantilla el Jueves y Viernes Santo.

A mí personalmente me encanta la Semana Santa y hace años llevo observando los estilismos que són cuidados al mínimo detalle, con una elegancia y saber estar que me transporta a épocas donde yo, ni siquiera había nacido. Me cautivan de una manera bárbara porque me da la sensación que observar este tipo de acontecimientos son clases gratuitas que me ofrece la vida.

Soy una defensora de la “elegancia innata” y de la “elegancia innata adquirida” (algo más complicado pero que a golpe de visa, visitas al cirujano y contratando un buen estilista, acabas logrando) así que, en estos días me recreo por internet, Tv y todo lo que está a mi mano, mirando a mujeres bellas, elegantes y fieles, viviendo la Semana Santa.

Para mi Post de hoy, me he ayudado de revistas, bloggers, amigos, família… para poder plasmar el “estilismo” adecuado sobretodo en Málaga.

El Jueves y Viernes Santo el “estilismo” es de luto riguroso, el traje ha de ser negro y la medida máxima de corto es debajo de las rodillas.

Las medias negras han de ser lisas ni tupidas ni con brilos.

Zapato obviamente negro cerrado.

Un “clutch” lo más elegante y sobrio posible.

Los guantes (Opcionales, pero también negros)

El rosario algo sutil y sobrio.

Joyas pocas y sin ser ostentosas aunque la mayoría lucen un crucifijo.

“La mantilla de blonda o chantilly”, que una vez puesta sobre la peineta ha de quedar más larga que el vestido.

Un maquillaje natural.

Y una peluquería de lo más elaborada, ya que el pelo queda recogido en la mantilla.

Dejar volar la imaginación y juntemos a grandes diseñadores Españoles vestirnos para la ocasión.

El resultado me parece de lo más cool!!!

No os parece?

Anuncios